La revelación…

Lo primero que solemos pensar cuando nos hablan de una persona diabética es: abuelit@ de minimo 70 años, sedentari@ y enferm@ de mil cosas más…

Pero pensar que esto le puede suceder a personas jóvenes es lo último que se nos pasa por la mente. ¿Sabías que la Diabetes Mellitus tipo 1 es la diabetes de los adolescentes? Es la diabetes “más peligrosa” (y lo pongo entre comillas pero más adelante se los explicaré) por que es hereditaria y afecta de tal forma a tu páncreas que se convierte en una enfermedad auto-inmune y tiene muy bajas probabilidades de recuperación.

Pero la clave, y te lo va a decir TODO el mundo, es: Ser juicioso.

Todas las enfermedades suelen ser graves, desde una gripe mal cuidada hasta una diabetes. Pero si eres juicioso y sigues las recomendaciones de tus médicos puedes llevar una vida completamente normal.

Mi primera impresión cuando me dieron el diagnóstico fue: “Me estoy muriendo y no he llegado ni a los 30”, pero la verdad es que me estaba muriendo 10 días atrás y en ese momento estaba teniendo una segunda oportunidad. Una oportunidad para cumplir todas mis metas y para vivir realmente. A partir de ese momento comencé a ver las cosas desde un nuevo angulo (vieron mi cliché? bellísimooo).

Retomando lo de “la más peligrosa”, la diabetes tipo 1 a pesar de todas las indicaciones que trae en letra chiquita es llevadera… debes ajustar una nueva dieta eliminando azúcares, regulando las harinas, evitando las grasas, en especial las comidas de la calle que llevan grasa, harina y azúcar al mismo tiempo. Hacer ejercicio frecuentemente (varias veces a la semana), medirte el nivel de glucosa en sangre según las especificaciones de tu médico (el glucometro es nuestro mejor amigo), tomarte o aplicarte los medicamentos indicados en los horarios indicados y evitar a toda costa el estrés. Lo más importante es interiorizar el hecho que el páncreas no está funcionando bien, por ende los demás órganos están sobrecargados y no es necesario que a parte de esto los sobrecarguemos con comidas y hábitos que nos pueden dañar más (comer mal, fumar, beber, usar sustancias psi-coactivas, sedentarismo, en fin).

He oído de personas que porque están estables con la insulina (tipo 1 y tipo 2) se dan el lujo de comer lo que sea, incluso macflurrys (helado de Mcdonalds que tiene chocolate, azúcar y más azúcar) con doble adición de chocolate, o en un mismo almuerzo comen papa, yuca, arroz y pasta… se ponen 10 o más unidades de insulina rápida para una comida y no se cuidan el peso, desequilibrando y sobrecargando los demás órganos causando múltiples enfermedades secundarias en el organismo. Estas son las personas que acaban con problemas de vista, de corazón o con amputaciones por que no fueron conscientes cuando debían serlo.

Pero bueno ese no es mi caso y espero que el de nadie más.

Las personas que cuidan de su cuerpo, estado físico, salud mental y sus hábitos alimenticios llegan a vivir muchos años (muuuuchos, mueren de viejitos), tienen hijos y viajan por todo el mundo sin ningún problema. Por eso digo entre comillas “la más peligrosa”, por que incluso la diabetes tipo 1 se puede mantener a raya y hacer una vida normal y saludable.

Pero Ojo, una vida saludable o alimentación adecuada no implica morirse de hambre o comer tres lechugas por comida…

🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s